Autobuses eléctricos con recarga OppCharge en Luxemburgo

Esta semana se ha estrenado una nueva línea de autobuses eléctricos con recarga OppCharge en Luxemburgo. El sistema se compone de autobuses híbridos de Volvo y la infraestructura de recarga rápida de ABB con interface OppCharge. Su funcionamiento plug-in es similar a otros tipos de recarga de autobuses eléctricos vistos anteriormente, en este caso al final de la línea. El operador es Sales-Lentz.

El proyecto cuenta con la interface abierta OppCharge, lo que significa que los autobuses de otros fabricantes también podrán ser cargados en las mismas estaciones, abriendo el abanico de posibilidades, y situándose como la mejor opción actual para conformar una red de infraestructura, aprovechable por diferentes operadores y modelos de autobús.

El punto de recarga se ha instalado en la estación de tren de Bertrange y cargará completamente los Volvo con una potencia de 150 kW en tres/seis minutos, durante los tiempos de escala en el punto final de la ruta de autobús. El cargador rápido ABB tiene un diseño modular y se puede actualizar a 300 kW y 450 kW.

Estamos muy orgullosos de participar en la inauguración de este primer sistema de bus eléctrico OppCharge en Luxemburgo. La inauguración de hoy es una prueba de los continuos esfuerzos de Luxemburgo para crear un entorno sostenible para sus habitantes, con un sistema de autobuses urbanos de emisiones cero “, dijo Håkan Agnevall, Presidente de Volvo Buses.

Luxemburgo fue uno de los primeros países de Europa en poner en práctica los autobuses con tecnología híbrida. En 2009, se entregaron los primeros híbridos de Volvo. Hoy 41 Volvo 7900 híbridos operan en Luxemburgo. Sales-Lentz, el principal operador de transporte de pasajeros por carretera en el Gran Ducado de Luxemburgo, será el primer cliente de los Volvo eléctricos, iniciando el servicio en 2017.

 

Características del Volvo 7900 híbrido:

Puede ser alimentado por electricidad un máximo de 70% del tiempo de operación.
El consumo de energía es un 60% menor que un autobús diesel.
Emite un 75-90% menos de de dióxido de carbono que un bus diesel convencional, dependiendo del combustible utilizado.

 

 

 

(Fuente: OppCharge)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.