E-STOR: carga rápida de vehículos eléctricos en lugares remotos

Connected Energy y Groupe Renault han instalado dos estaciones de carga rápida basadas en la innovadora tecnología de almacenamiento de energía E-STOR en las carreteras de Bélgica y Alemania. Los conductores allí serán los primeros en el mundo a beneficiarse de este servicio ideal para lugares remotos.

La tecnología E-STOR desarrollada por Connected Energy utiliza baterías de segunda vida de los vehículos eléctricos de Renault. Con el sistema E-STOR, las baterías se recargan a baja potencia, y la energía almacenada se libera a alta potencia. Por lo tanto, es posible ofrecer servicios de carga de vehículos eléctricos en lugares donde la construcción de una conexión de alta potencia a la red eléctrica sería muy costosa. Económico y simple de instalar, E-STOR contribuirá al desarrollo de una red de estaciones de carga rápida en Europa.



Estamos desarrollando una gama de sistemas E-STOR, algunos, como los dos instalados en Bélgica y Alemania están diseñados específicamente para permitir un menor coste de carga de vehículos eléctricos por lo que es muy grande verlos en acción“, comentó Matthew Lumsden, Managing Director de Connected Energy. “Ahora estamos hablando con varias partes sobre proyectos en el Reino Unido y Europa y esperamos una amplia implementación en los próximos meses.”

Los sistemas E-STOR de Connected Energy también ofrecen una solución para la gestión de la carga para su uso en sitios industriales y comerciales. Los sistemas pueden ser controlados por una sofisticada plataforma de optimización de energía para proporcionar una fuente de alimentación de cortesía fiable y probada en los horarios máximos de las tarifas.

E-STOR trabaja con una planta fotovoltaica o micro turbinas eólicas, almacenando y liberando energía directamente en los sistemas, evitando así los déficits financieros de la exportación a la red. E-STOR también puede proporcionar nuevas fuentes de ingresos proporcionando servicios de equilibrio al operador de la red.

Las baterías de vehículos eléctricos generalmente tienen una vida útil de ocho a diez años. Sin embargo, todavía mantienen una capacidad sustancial para su uso posterior en aplicaciones estacionarias, extendiendo así su vida útil antes del reciclaje. Renault está haciendo su parte para apoyar la transición de energía mediante el reutilización de las baterías de sus vehículos eléctricos para el almacenamiento de energía estacionaria.

 

Redacción de Electromovilidad con N.P. (Fuente: Renault)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies